Animaciones cortas con After Effects. Flujo de Trabajo

Crear animaciones cortas en After Effects puede ser un auténtico suplicio si no nos planteamos desde un principio todos los pasos que vamos a dar hasta dar por terminada nuestra animación.

Para ello, a continuación exponemos nuestro flujo de trabajo, que probablemente no sea igual que el de otros animadores, pero que es con el que menos tiempo conseguimos nuestro propósito, sin tener que ir hacia delante o hacia atrás en los pasos del proyecto.

Grosso modo, los pasos a seguir serán los siguientes:

1. Generación de la idea. Borradores.
2. Bocetaje
3. Ilustración en Illustrator. Capas.
4. Importación desde After Effects
5. Animación
6. Exportar archivo de vídeo
7. Retoques o filtros con Premiere
8. Exportación final. Creación del Gif animado
Conclusiones
Referencias y enlaces de interés

Además, si lo deseáis, os podéis descargar el proyecto en Illustrator, After Effects y Premiere en el siguiente enlace. Si lo creéis útil, y nos queréis ayudar, nos conformamos con la difusión de este post en redes!

Descargar Proyecto

1. Generación de la idea. Borradores.

Como habréis visto en la imagen destacada del post, para tomar como ejemplo a seguir usaremos la animación que creamos como pequeño homenaje al gran corto de Pixar, Kitbull. Si no lo habéis visto, ya estáis tardando, sólo ocupará 10 minutos de vuestra vida, y es una maravilla.

Por tanto, el primer paso es crear la idea. Esto implica crearla de forma completa. Como sucede con cualquier trabajo de diseño, se tratará de plasmar una idea totalmente (o casi totalmente) pre-concebida.

La importancia de saber en este punto cuales serán los principales frames del video condicionará nuestro dibujo en Illustrator, como veremos más adelante.

Como se trata al fin y al cabo de pequeñas animaciones, quizá no será necesario crear un story board, pero aunque sea con dos o tres cuadros, nos ayudará a esclarecer nuestras ideas. En nuestro caso, la animación era muy simple: al gatito le llega el tapón naranja rodando, como en el corto, y con la patita lo devuelve. De esa forma se puede crear un loop.

Al fin y al cabo, la única premisa para crear un loop es que el primer frame del video sea igual al último, de esta forma no nos dará sensación de corte cuando se reproduzca en bucle en redes sociales como Instagram.

2. Bocetaje.

En este punto, va a depender de nuestra forma de trabajo. Si con los primeros borradores somos capaces de vectorizar nuestra ilustración, pues adelante con ello, nos podemos saltar este paso.

Nosotros preferimos dejárnoslo todo claro en el papel, para que el trabajo de vectorizado sea más sencillo. Cuanto mejor definido esté el boceto, menos tiempo emplearemos en digitalizarlo.

3. Ilustración en Illustrator. Capas.

Las capas serán nuestras mejores aliadas, como suele suceder en la ilustración, pero en este caso además lo serán para la animación.

Es vital separar y nombrar convenientemente aquellas partes de la ilustración que vaya a animarse.

En el punto 1 hacíamos referencia a este aspecto, y es que, como sucede en nuestro caso, aunque evidentemente el gatito tiene cuatro patas, si solo vamos a animar una de ellas, probablemente no será necesario que las situemos en más capas.

En este punto del proceso conviene ser exigente, y llegar al equilibrio correcto de capas, sin pasarnos, generando un archivo difícil de gestionar, y sin quedarnos cortos, dificultando así el proceso de animación y tener que retroceder sobre nuestros pasos.

4. Importación desde After Effects.

Este es otro de los puntos importantes. Para importar correctamente nuestro archivo desde After Effects, seguiremos los siguientes pasos:

  1. Abrimos el programa After Effects y creamos un nuevo proyecto.
  2. Arrastramos nuestro archivo de Illustrator a la ventana del proyecto
  3. Nos saldrá una ventana con varias opciones. Deberemos escoger importar como «composición», no como «material de archivo». De esta manera tendremos una composición con todas las capas separadas:

5. Animaciones

No nos extenderemos en este punto, puesto que los tutoriales al respecto son numerosos, y no es el objetivo de este post enseñar a animar con After Effects.

Únicamente reseñar que, los primeros pasos serán enlazar convenientemente las capas, para crear nuestro puppet y que las tareas de animación resulten más sencillas.

Además, estableceremos para cada capa el punto de ancla, que determinará igualmente el movimiento de cada una de ellas.

Reseñar así mismo que es en este punto donde asignaremos un tamaño y unas proporciones a nuestro vídeo. Está claro que se podrán modificar en cualquier momento, pero va a condicionar nuestro encuadre y composición, por lo que si lo decidimos antes de empezar a animar, mejor.

Es también en este punto donde crearemos las capas de forma para los fondos y las posibles sombras. En este tipo de animaciones sencillas será suficiente con rectángulos y elipses para crear los efectos necesarios.

Riggeado del personaje y creación de fondos.

En este caso, además, añadimos una textura de papel como fondo, que le daba un aire más cercano y más interés al resultado final. Simplemente añadiendo la capa como fondo y fusionarla con el modo «multiplicar», conseguiemos este interesante efecto en nuestras animaciones.

6. Exportar archivo de vídeo.

Una vez finalizado nuestro loop, procedemos a exportarlo.

Para ello, añadiremos a la cola de procesado, donde indicaremos los parámetros de renderizado y guardado del archivo.

En este punto podríamos dar por finalizada nuestra tarea en la creación de animaciones, pero conviene aún ajustar el tamaño del vídeo, o podemos añadir algún efecto de video a modo de postproducción. Esto lo realizaremos en los siguientes pasos.

7. Retoques o filtros con Premiere

A continuación veremos cómo dar un remate a la animación, si lo creemos oportuno. En el caso del ejemplo, se quiso dar un toque vintage, por lo que se añadió un filtro de ruido, que encontraremos dentro de los efectos de video de Premiere.

Adición del efecto Ruido, en Adobe Premiere

Para ello, nos dirigiremos a la ventana de efectos de Premier, y en la carpeta «Efectos de Vídeo», y en la subcarpeta «Ruido y Granulado», dispondremos de los efectos que podremos aplicar.

8. Exportación Final. Creación del gif animado.

Una vez aplicados los filtros deseados, procederemos a exportar de nuevo a formato de video. En este caso, en Premiere disponemos de multitud de ajustes pre-programados, que se adaptan a las medidas y tamaños de diversas plataformas, como YouTube, Facebook o Vimeo.

Para la exportación en Premiere nos dirigiremos a Archivo > Exportar > Medios. Allí es donde encontraremos todas las opciones de exportación, para que adecuemos nuestro contenido a cada plataforma.

Por último, si deseamos crear un gif animado con la animación generada, algo que puede funcionar realmente bien en multitud de redes sociales y plataformas web, tendremos diversas de opciones.

Hay cantidad de tutoriales de cómo hacerlo con Photoshop, u otros programas de edición de foto, pero hay un sistema realmente rápido y que nos puede salvar la papeleta en un momento dado, y es mediante un servicio de conversión on line.

Uno de ellos, es Ezgif, con una interfaz sencilla y con cantidad de opciones de exportación, además de realizar la conversión de forma rápida. Podemos elegir el número de fpm del gif, el tamaño en píxeles, entre otras opciones muy útiles.

Conclusiones

Como veis, el proceso no es complicado en absoluto, pero tenerlo claro desde un principio nos hará ser más eficiente de cara a nuestro proceso de trabajo.

Como sucede con muchas otras áreas del diseño y la ilustración, podemos realizar lo mismo de mil maneras distintas y con caminos muy dispares entre ellos. Algunos prefieren ilustrar directamente en After Effects, otros prefieren hacerlo con Photoshop, y otros quizá apliquen los filtros finales directamente en After Effects, en lugar de hacerlo en Premiere.

Todo ello depende de vuestro propio criterio y de lo que os resulte más operativo en cada caso. Con este post sólo pretendemos mostrar la manera en la que lo hacemos en Pilaf Estudio.

¿Cuál es tu flujo de trabajo? ¿Es exactamente igual o completamente distinto? ¿Te saltas algunos pasos y llegas al mismo sitio? Tienes los comentarios a tu disposición para que expreses lo que quieras.

Referencias y enlaces de Interés

¿Compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *